Blogia
PERÚ SINDICAL
Chollo del día - Auriculares inalámbricos Logitech 33,60 € 90 € -63%

Represión antisindical y salvajismo en el agro peruano

Represión antisindical y salvajismo en el agro peruano

 

Represión antisindical y salvajismo en el agro peruano

Una dirigente sindical de Camposol internada con golpes en la cabeza

Camposol es una de las principales empresas agroindustriales de Perú. Es también una de las más consecuentemente antisindicales. El 13 de marzo, un día después del comienzo de una movilización por reivindicaciones laborales, los trabajadores de la firma fueron brutalmente agredidos por la policía, 18 de ellos detenidos y una dirigente gremial internada con severas heridas en la cabeza. Hoy, Camposol está paralizada.

El Sindicato de Trabajadores de la Empresa Camposol Sociedad Anónima (SITECASA) había decidido movilizarse tras haber agotado todas las instancias de negociación, “cansado por las promesas incumplidas, el mal trato, los despidos y la política represiva” de la dirección de la compañía.

En la tarde del jueves 13, un grupo de trabajadores estaban sentados a la entrada de la planta industrial de la empresa, en la localidad de Chao, en aplicación de una medida sindical.

Improvistamente, contingentes de  la Policía Nacional, respondiendo al llamado de los empresarios, desembarcaron dispuestos a despejar el ingreso a como diera lugar.

Según testimonios, la actitud de la policía fue “salvaje”. Golpeada en la cabeza, la dirigente sindical Carmen Silvestre fue internada en un principio en la Posta Medica de Chao y luego  trasladada al Hospital de Essalud de Viru.

Otros 18 trabajadores fueron detenidos, entre ellos el secretario general de SITECASAFelipe Arteaga Saavedra, su predecesor en el cargo Santos Garro Rojas y los ex dirigentes Elmer Riveros Escobal Teresa Cóndor Cotrina.

El gremio de la empresa ha recibido la solidaridad del Sindicato de Trabajadores Agroindustriales de Perú (SITAG) y del conjunto de la Confederación General de Trabajadores de Perú (CGTP), que llamaron a los consumidores a boicotear la compra de productos de Camposol.

Las reivindicaciones laborales por las que están en huelga los trabajadores son bastante elementales para una empresa de las dimensiones de Camposol, principal exportadora de espárragos del mundo.

Piden, por ejemplo, que se respete el convenio colectivo acordado, que no se despida a empleados por actividades sindicales, que se reponga a los despedidos por ese motivo, que la empresa cumpla con la entrega de utilidades correspondientes a 2013, un beneficio que no reciben desde 2007, que se les dé uniformes y calzado adecuados, que la empresa pague los descansos médicos dispuestos por la ley y asuma sus obligaciones ante la seguridad social.

“Reclamamos lo elemental, pero lo elemental para los directivos de Camposol parece ser extraordinario”, dijo un dirigente del SITECASA.  

 Rel-UITA

17 de marzo de 2014

0 comentarios