20100823092535-mb.jpg

Por: Oscar Alarcón Delgado

Son las 10:30 a.m. del 22.08.10, se inicia la Plenaria Electoral del III Congreso de la sección territorial regional CGTP Lambayeque. Participan delegados acreditados por 25 bases de la central sindical.

La policía y la prensa son invitadas a alejarse de la sede donde se desarrolla la actividad. Sólo participan los delegados plenos, el delegado fraterno del Consejo Nacional de CGTP y el Comité Electoral conformado por José Cabrejos, Jhony Alcántara, Mauricio Tineo y Sebastián Huyhua quienes dirigen la plenaria.

El Comité Electoral invoca el consenso y en un ambiente de posiciones firmes y definidas es casi imposible conciliar la tendencia de  renovación clasista y la cuestionada tendencia trotskista, acusada de ser soporte sindical del grupo económico Oviedo que administra las azucareras Pomalca y Tumán. Tensos y acalorados debates suben la temperatura del ambiente por la distribución de cargos y funciones, a pesar que todos los participantes tienen asegurado un puesto en la vanguardia sindical werekeke.

Es de lamentar y condenar a quienes pierden el control del debate y transforman su discurso en agresión física, por ello nos solidarizamos con Erwin Salazar que fue víctima de un desquicio incontrolado de un agresor. Con Erwin nos separan distancias políticas e ideológicas pero no será motivo para dejar de entendernos aún combatiéndonos, como señalaba el Amauta Mariátegui, para construir el frente único como soporte o fortaleza de la CGTP.

Erwin es un líder trotskista cuyo proyecto denominado “Partido de los Trabajadores del Campo y la Ciudad”, ha fracasado y en el movimiento sindical representa el continuismo degenerativo pro empresarial por su alianza con Demetrio Ruiz, al que sin ser delegado de ámbito regional lo postuló en anterior plenaria como candidato a la Secretaría General de la CGTP Lambayeque. Hasta ahora no pueden explicar a los trabajadores quien financió el “roba página” que apareció en “La Republica” del 20.06.10.

Pero esas contradicciones en el escenario sindical no ha sido cosecha mediática ni se les ha dado en la yema del gusto a los patrones capitalistas de la región. Después de todo primó la madurez, la adultez en las responsabilidades y aunque con los cuernos magullados se arribó a la unidad sindical, principal valor del sindicalismo clasista.

Una nueva etapa comienza hoy con la renovada CGTP Lambayeque donde la corriente clasista tiene la obligación de demostrar que no sólo es firme en sus posiciones sino fundamentalmente inteligente para trabajar por su fortalecimiento y desarrollo afiliando mas trabajadores con inclusión de jóvenes y mujeres sino también construyendo mas sindicatos, constituyendo las secciones provinciales de Lambayeque y Ferreñafe así como la sectorial regional azucarera, luchando contra los abusos patronales, por mejores condiciones de vida y de salario pero fundamentalmente sumándose a la lucha de todo el pueblo por los cambios que los trabajadores y el pueblo peruano exigen, defendiendo la soberanía y patrimonio nacional, contra el neoliberalismo, por una nueva constitución y una nueva república.

Al margen de discrepancias felicitamos a los líderes de las tendencias, quienes hicieron esfuerzos loables de desprendimientos, y sobre todo al Comité Electoral que condujo al feliz destino a la CGTP Lambayeque.

Hay humo blanco, lo mejor de los éxitos al flamante Comité Directivo Regional que encabezan Segundo Peralta García (ST Cayaltí), Wilmer Antón Mayanga (ST Hospital Belén Lambayeque) Wilmer Zegarra Bonilla (ST Construcción Civil), Ana Rosa Santamaría (SIDESP), Hernán Idrogo Heredia (Sute Chiclayo), Perla Uriarte Nuñez (Sute RL), el propio Erwin Salazar (FEDURG), Polidoro Bonilla (FEDECAL), Marcos Pérez Lluncor (ST Tumán), entre otros.