Blogia
PERÚ SINDICAL
Chollo del día - Gorra Adidas 9,99 € 15 € -33%

PCP: Mensaje por 86 Aniversario

PCP: Mensaje por 86 Aniversario

MENSAJE EN EL 86 ANIVERSARIO DEL PARTIDO COMUNISTA PERUANO - PCP

Presentado por el c. Renán Raffo Muñoz a nombre de la Comisión Política y el Comité Central del Partido Comunista Peruano en el acto solemne de celebraciones por el 86 aniversario de su fundación por el Amauta José Carlos Mariátegui. Avenida Uruguay Nº 335, local del Sindicato de Trabajadores Telefónicos del Perú, Lima.

Estimados Camaradas

Hace 86 años José Carlos Mariátegui, el primer marxista de América Latina y un grupo de ilustres intelectuales y obreros fundaron el partido de los comunistas peruanos, cuyo objetivo  histórico ha sido, y sigue siendo, la lucha por la construcción de una sociedad justa, auténticamente democrática, esto es, sin explotados ni explotadores.

¿Por qué el Partido del Amauta mantiene su vigencia después de más de ocho décadas de existencia, mientras otros partidos duran lo que dura una elección. La respuesta la respuesta nos la dio el Amauta cuando dijo:

"La historia es duración. No vale el grito aislado, por muy largo que sea su eco;  vale la prédica constante, continua, persistente, No vale la idea perfecta, absoluta, abstracta, indiferente a los hechos, a la realidad cambiante y móvil; vale la idea germinal, concreta, dialéctica, operante, rica en potencia y capaz de movimiento”

Evidentemente en estos 86 años el mundo ha cambiado radicalmente. El mundo bipolar que existía cuando se fundó el partido ya no existe, lo que tenemos hoy es un mundo multipolar, la hegemonía de los imperios está en declive; sin embargo la explotación del trabajo, la discriminación, la xenofobia, la profunda desigualdad entre pobres y ricos se han acentuado radicalmente, no obstante que el portentoso desarrollo científico y técnico ha centuplicado la producción de bienes y servicios.

La Europa que otrora fue un paradigma de la lucha por la libertad, la igualdad y la solidaridad, hoy día se encuentra en crisis y el Estado de Bienestar que representó las conquistas de los pueblos en el siglo pasado está siendo desmantelado brutalmente, ahondándose más la explotación del trabajo y la exclusión de las grandes masas.

La América Latina, otrora considerado como patio trasero del imperio, avanza en un proceso de integración independiente y libre de la subordinación imperial.

El Perú también ha cambiado, en los últimos 20 años hemos vivido un periodo de auge económico, pero al mismo tiempo se ha profundizado la desigualdad entre ricos y pobres, mientras la clase trabajadora enfrenta una brutal ofensiva del gobierno y los empresarios dirigida a liquidar sus más elementales derechos y conquistas para garantizar las altas tasas de ganancias de los grandes empresarios y las transnacionales.

El reciente paquete de medidas dictadas por el gobierno, para estimular la inversión extranjera, tienen esa finalidad.

Es decir estamos atravesando por un momento sumamente difícil y complejo para las y los trabajadores del país.

Y, al mismo tiempo el reciente proceso electoral regional y municipal y sus resultados han puesto en evidencia que enfrentamos una profunda crisis política y moral, que esta erosionando el sistema democrático y sus ¡instituciones fundamentales, como son los partidos políticos, incluyendo a los partidos de izquierda. Hay pues una crisis de representatividad política y social.

El poder económico y los grandes medios de comunicación son los que ponen la agenda política, mientras las mafias organizadas y el narcotráfico, penetran las organizaciones sindicales y políticas, asesinando a dirigentes y trabajadores para ocupar su lugar, mientras el gobierno y el sistema judicial son parte del problema

Los partidos políticos de derecha han eliminado de su agenda la demanda de los trabajadores y de los explotados, mientras el pragmatismo y el individualismo salvaje han hecho carne en la conciencia de amplios sectores del pueblo. Mientras tanto el gobierno y la derecha aprovecha de la coyuntura para  arreciar su arremetida los derechos laborales, la entrega del país a las transnacionales y privatización de la educación, de la salud, del agua y la seguridad social, actualmente en venta.

El movimiento sindical y popular duramente golpeado por las políticas del gobierno, los estudiantes, los movimientos sociales y las comunidades andinas y amazónicas agredidas por las mafias y las transnacionales, incuban en su seno un creciente descontento que apunta a un estallido social.

En ese contexto, los resultados de las elecciones han sido totalmente adversos para la izquierda y los sectores progresistas, y constituyen una severa llamada de atención para todos los partidos de izquierda, incluyendo el nuestro.

Con la excepción del triunfo alcanzado por el MAS en la importante región de Cajamarca que saludamos fraternalmente, expresándoles nuestro reconocimiento a los compañeros de Patria Roja y a todas las fuerzas políticas; y sociales que con madurez supieron concertar voluntades y construir unitariamente una alternativa victoriosa, enarbolando una plataforma de lucha que supo sintonizar con el sentir del pueblo cajamarquino.

Esa sin duda es una victoria importante a la que debe sumarse también el reconocimiento de los distintos candidatos de nuestro Partido y del Frente Amplio y los partidos de izquierda y progresistas que con valentía y coraje y además con escasos recursos participaron en el proceso electoral enarbolando las banderas del cambio y la transformación social.

Particularmente saludamos a nuestros camaradas candidatos en diferentes regiones y candidatos que defendieron con firmeza nuestras posiciones, en Junín, en Lambayeque, en Ica y en otras localidades del país.

Ello sin embargo camaradas no nos debe conducir al conformismo ni inhibir nuestra capacidad de autocrítica, hemos sufrido una derrota contundente en Lima y en todo el país y la razón de ello radica fundamentalmente en la falta de unidad, en las ambiciones personales y de grupo, en las posiciones sectarias y dogmáticas que tienen que ser desterradas del Partido y de la izquierda en su conjunto.

Una segunda razón de la derrota electoral de la izquierda ha sido y es la falta de convicción y de firmeza y consecuencia con los ideales de la izquierda. Hay quienes tienen miedo reconocerse de izquierda y defender sus convicciones con firmeza, el discurso mediatizado, timorato, centrista no ayuda a forjar conciencias y darle firmeza a la lucha.

Por todo ello este 86 aniversario tiene que llevar a nuestro Partido a una profunda reflexión y autocrítica y a la adopción de medidas dirigidas a reposicionar al Partido en el seno de las masas, a recuperar la capacidad de movilización y lucha del movimiento obrero y popular teniendo como eje articulador a la CGTP y sus principales federaciones y gremios.

Tenemos que reafirmar nuestra alianza en el Frente Amplio, propugnando en su seno una clara y definida posición de izquierda y una práctica democrática, así como el respeto irrestricto a los acuerdos y resoluciones asumidas democráticamente.

Requerimos efectuar un verdadero balance de lo ocurrido en Lima y en resto de las regiones del país, rectificar errores, y concretar voluntades, si es que queremos realmente, no sufrir otro fracaso semejante en el 2016.

Obviamente el Partido se reafirma en el proyecto socialista sin dejar de reconocer que en la actual coyuntura política hay tareas inmediatas que tenemos que encarar: el cambio de rumbo de la política económica y social, apuntando a un modelo de desarrollo sostenible y sustentable política y socialmente, una profunda reforma del sistema político, empezando por una nueva Constitución, auténticamente democrática, una lucha frontal contra la corrupción y la seguridad ciudadana, una lucha por un trabajo digno y por la restitución de los derechos y conquistas laborales de los trabajadores públicos y privados avasallados y mutilados por este gobierno reaccionario; la lucha por una verdadera descentralización del país, así como por una auténtica industrialización que dé valor agregado a nuestros productos y junto a ello una lucha irrestricta por una educación y salud pública y de calidad. Una lucha contra la contaminación del medio ambiente provocada por la voracidad depredadora de las transnacionales y la indiscriminada extracción de nuestras riquezas naturales.

Estimados camaradas:

Necesitamos iniciar poner fin a este ciclo de derrotas, unir todas las fuerzas de izquierda y progresistas para conquistar el gobierno y el poder popular que hace 86 años plantó el Amauta como una tarea histórica.

¡Viva la lucha del pueblo peruano!

¡Viva la unidad de la izquierda!

¡Viva el Partido Comunista Peruano!

¡Viva el Perú!

Lima, 11 de octubre 2014.

0 comentarios