20140125064256-mcf-4.jpg

Por: Oscar Alarcón Delgado

www.chaskillakta.com

Víctima de un accidente cerebro vascular hemorrágico falleció en el Hospital Rebagliati de EsSalud el destacado dirigente sindical de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) Manuel Augusto Cortez Fernández, el lunes 13 enero a horas 11:15 p.m.

Manuel Cortez abandonó sus estudios en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos para enrolarse como sindicalista desde su juventud al lado de los obreros de Sider Perú y la clase trabajadora de Chimbote así como de la central sindical regional, FESIDETA, de cuyas organizaciones fue su constructor y ejemplar dirigente.

Se desempeñó como diputado nacional de Izquierda Unida, elegido por el voto popular en 1985-90, desde cuya tribuna parlamentaria defendió consecuentemente a los trabajadores y a los sectores populares del país.

Sus cualidades como organizador y defensor acérrimo de los derechos de los trabajadores le cupo liderar la reposición de cerca de cuarenta mil trabajadores que fueron despedidos por la dictadura fujimontesinista a través de la Coordinadora de Despedidos de la CGTP

Destacó en la defensa de los derechos laborales de los trabajadores del sector público promoviendo la unidad de acción de los gremios estatales (CITE, CTE, UNASSE) y fue un contribuyente de la unidad y el fortalecimiento de la CGTP así como del Frente Amplio en el ámbito político.

Fue dirigente propositivo y combativo del Departamento de Defensa Laboral de la CGTP, en cuyas funciones muere fiel a la clase trabajadora peruana a la que sirvió con lealtad y pasión revolucionaria; muere en combate contra la política laboral del gobierno actual, contra el neoliberalismo y la explotación capitalista; a los 65 años de edad recientemente cumplidos el 08 de enero. Mario Huamán, SG de la CGTP expresó con dolor ante la irreparable pérdida de “un compañero ejemplar y luchador a toda prueba”.

Sus restos fueron velados en la Escuela Nacional Sindical José Carlos Mariátegui, ubicada en Plaza 2 de Mayo N° 10 al que acudieron los trabajadores y trabajadoras de los diversos sindicatos, organizaciones sociales, personalidades del mundo laboral y político así como autoridades de gobierno como la Ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Dra. Teresa Nancy Laos, para rendirle honores y gratitud a la memoria a tan noble figura del movimiento sindical peruano que participó también en el Consejo Nacional del Trabajo.

Sus restos fueron trasladados en marcha fúnebre hasta las inmediaciones del Ministerio de Trabajo donde se realizó un mitin para darle el último adiós en su viaje al infinito. La masa participante coreaba: ¡Cuando un revolucionario muere, nunca muere! ¡Manuel Cortez Fernández, presente! ¡Con tu ejemplo, venceremos! Sus restos reposan en el Cementerio El Ángel. 

Efectivamente Manuel Cortez Fernández no ha muerto, solo ha pasado a otra dimensión de la materia para convertirse en energía para la lucha de los trabajadores y el pueblo. Seguiremos su ejemplo.