20110605053203-minero-peru.jpg

Por: Oscar Alarcón Delgado

Diversos gremios sindicales respaldan a la candidatura del Comandante Ollanta Humala, entre ellos la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú, la Confederación de Trabajadores Estatales, la Central Unitaria de Trabajadores y como es de público conocimiento la Confederación General de Trabajadores del Perú. A esto se suma la Federación Nacional de Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos del Perú a través de su pronunciamento que adjuntamos por acuerdo de su Plenaria Nacional de Delegados, que a la vez postergó su anunciada huelga nacional. Era de esperar, pues ya se habían pronunciado publicamente las secciones federativas regionales tanto del sur como del centro del país.

La FNTMMSP señala, entre otros aspectos "Que, el país se halla en vísperas de culminar un proceso electoral, donde enfrentan dos proyectos totalmente opuestos en su visión de futuro para nuestra patria. De un lado Keiko Fujimori, representando la posición del más extremo neoliberalismo cuyos efectos son conocidos por los trabajadores del país; y de lado, una propuesta de CAMBIO representada por la candidatura de Ollanta Humala de Gana Perú, cuya postura de crecimiento inclusivo genera esperanzas de cambio real en un país cuyas desigualdades e injusticias son alarmantes pese al voceado crecimiento económico que solo benéfica a los explotadores y a la corrupción".

Terminan llamando "al pueblo peruano a cerrar filas contra el neoliberalismo y la corrupción, convertidos hoy en la real amenaza a la democracia, los derechos sociales y laborales de los trabajadores. Somos partidarios de un desarrollo económico con derechos, inclusivos y de respeto a nuestros pueblos y nuestra biodiversidad y medio ambiente. Pero si, nuestro apoyo al CAMBIO representada por GANA PERÚ DE OLLANTA HUMALA" haciendo hincapié que "tampoco significará el abandono de nuestra posición crítica, vigilante, independiente y de clase". Correcta posición de la FNTMMSP, un poquito tarde, pero mas vale tarde que nunca. Felicitaciones.