Facebook Twitter Google +1     Admin

LA IMPORTANCIA DE LA ECONOMIA SINDICAL

20100427172549-puntualito-2.jpg

Por: Oscar Alarcón Delgado

DNEC CGTP

1.- La cuota sindical es el primer acto de solidaridad sindical de todo afiliado.

 

2.- Es una actitud de principios basada en la independencia política de clase, que procura el auto sostenimiento de la organización sindical.

 

3.- Ha contribuido al desarrollo de la organización  de los trabajadores a través de su historia (ludismo, cartismo, mutualismo, cooperativismo, el internacionalismo, sindicalismo y partidos obreros).

 

4.- Constituye un, deber una obligación de todo afiliado, para el sostenimiento de la lucha y la gestión sindical.

 

5.- Todo afiliado debe ser un activista sindical y cotizante.

 

6.- Si el afiliado cumple su deber puede exigir derechos.

 

7.- Solo una organización sindical económicamente potenciada es capaz de ofrecer mejores servicios a sus afiliados y a sus familiares.

 

8.- La cuota sindical tiene carácter universal y no puede ser discriminatoria; es decir no puede existir categorías de cotizantes.

 

9.- La tasa de afiliación sindical y representación debe basarse en la cantidad de cotizantes.

 

10.- En los congresos o asambleas nacionales solo deben participar los sindicatos que cotizan a la caja nacional de la confederación y estar representados en su Consejo Nacional.

 

En consecuencia la importancia de la economía sindical radica en la comprensión de los puntos mencionados, por tanto es una cuestión de principios, de conciencia de clase, así lo entendió el fundador de la CGTP, José Carlos Mariátegui, cuando estableció el primer estatuto fundacional en 1929.

 

El Estatuto de la CGTP del 2003 señala que la cotización es del uno por ciento (1%) de la remuneración de todo afiliado, cuya distribución es de cincuenta por ciento (50%) para la base sindical, veinticinco por ciento (25%) para la intermedia y veinticinco por ciento (25%) para la confederación.

 

En tanto, como parte de este proceso, se debe tender al aporte mensual de un sol (S/1.00) por afiliado, esto es doce soles (S/ 12.00) al año, directamente a la Caja Nacional de la CGTP. Esta campaña debe ser acompañada de la carnetización única y renovable del afiliado.

 

Sin embargo, hay que considerar un trato diferenciado a los trabajadores del campo, por cuenta propia o independientes, al igual que los jubilados o pensionistas, en cuanto a su aporte sindical no sobrepase el cincuenta por ciento de la por cuota del trabajador activo o asalariado.

 

Por otro lado, las centrales sindicales deben concertar la elaboración una iniciativa legislativa/proyecto de ley que  establezca la cotización sindical, como un contrapeso al poder económico de los empresarios.

 

El carácter de la propuesta debe ser cotización sindical directa a la Caja Nacional de la Confederación, y desde esta instancia distribuir en sus instancias territoriales y sectoriales. Esta forma se justifica porque no siempre se cumplen las cotizaciones de abajo hacia arriba; es decir si los trabajadores cotizan a su sindicato, el sindicato no cotiza a la federación u organización intermedia y esta a la vez no cotiza a la confederación.

 

La CGTP, defiende los derechos laborales y  lucha por mejores condiciones de salario de vida y de trabajo y por una sociedad más justa sin explotados ni explotadores. Igualmente organiza nuevos sindicatos, asesora brindando una estrategia y táctica conforme a los principios del sindicalismo clasista así como también educa mediante la formación clasista, democrática, participativa, científica y liberadora. Necesita no sólo de un mayor número de dirigentes, sino fundamentalmente de apoyo técnico, modernizacion de su infraestructura y de la informática en toda su estructura nacional.

 

Una visión comparativa con otras sindicales  particularmente europeas nos demuestran, por ejemplo la CGIL de Italia o la DGB de Alemania que cuentan con alta tasa de afiliación cinco millones y casi ocho millones, respectivamente; que su cotización es del uno por ciento de la remuneración mensual, que en consecuencia tienen dirigentes, funcionarios, equipos de asesores en cantidades considerables; asimismo cuentan con institutos y servicios, inmobiliarias, empresas sindicales, cooperativas y tienen pocas secciones intermedias; es decir se concentran por rama de actividad y negocian con sus contrapartes por rama de actividad.

 

Una economía sindical fuerte, es una demostración de la capacidad de la organización, de su poder para resolver los problemas de los trabajadores y hace del sindicato una fuerza de interlocución válida y de respeto por los empleadores, gobierno y sociedad.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Enlaces

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next