Facebook Twitter Google +1     Admin

EN LA IZQUIERDA ES DONDE RADICA LA FUERZA MORAL

20091017034938-rdlc.jpg

MENSAJE DEL C. ROBERTO DE LA CRUZ SECRETARIO GENERAL DEL PCP EN EL ACTO DE CELEBRACIÓN DEL 81° ANIVERSARIO DE FUNDACIÓN DEL  PARTIDO

Distinguidos invitados

Queridos camaradas del Partido y la Juventud:

Hace 81 años, en la casa de Avelino Navarro, allá en el distrito de Barranco, siete camaradas, entre obreros e intelectuales revolucionarios, presididos por nuestro querido Amauta José Carlos Mariátegui, fundaron nuestro Partido, como herramienta de lucha por la transformación revolucionaria de nuestro país y la construcción del socialismo.

Hoy somos miles los que militamos en las filas de nuestro Partido y pese a los largos años transcurridos no hemos defeccionado ni arriado nuestras banderas. Los comunistas jamás pactamos con las dictaduras ni con la corrupción, no claudicamos cuando estuvimos en las cárceles o perseguidos para obtener privilegios ni amnistías. Esa es la fortaleza moral que nos ha permitido mantenernos vigentes y sin doblegarnos.

Aquí y en todo el país, en el seno del movimiento obrero y popular, entre la juventud universitaria, en los frentes regionales y en las luchas de nuestro pueblo, estamos de pie y  dispuesto a continuar la lucha, si fuera necesario mas allá de nuestras propias vidas.

Pero es más, son miles y probablemente millones los que sin ser necesariamente militantes comunistas, combaten en las calles, en los andes, en las fábricas, en los socavones, en la amazonía y en nuestro litoral contra el neoliberalismo, la corrupción y el entreguismo impuesto por el actual régimen. A ese pueblo combatiente que lucha sin tregua, los llamamos a un gran reencuentro comunista y mariateguista para construir una sociedad mejor sin explotados ni explotadores, donde el pan y la belleza alcancen para todos como decía nuestro amauta.

La realidad se ha encargado de desmentir a los ideólogos del “fin de la historia”, que decretaron la muerte del socialismo y también a los anticomunistas criollos que nos dan por muertos. Sin embargo cuando los pueblos se levantan contra el abuso y la injusticia, no dudan en echar mano a las viejas patrañas anticomunistas para responsabilizarnos de la agitación social y reprimir al pueblo. Esas sucias campañas las derrotaremos una y otra vez.  

Lo que la derecha neoliberal no pueden ocultar con un dedo, es la derrota catastrófica, del neoliberalismo salvaje que hoy se debate en una profunda crisis a nivel mundial que ha echado por tierra la trasnochada tesis del mercado que lo resuelve todo y nada de Estado. Ese mito ha fracasado. Sin embargo aquí el APRA y sus aliados derechistas, en nombre de la modernidad, continúan rematando el país y entregando nuestro patrimonio al gran capital trasnacional, mientras someten a nuestros hermanos trabajadores a la más salvaje explotación.

Mientras, exista explotación del trabajo, mientras se atente contra la soberanía nacional, mientras la corrupción continúe corroyendo a nuestras instituciones, mientras la riqueza se concentre en manos de una burguesía parasitaria y sin conciencia de patria, será necesario el partido de Mariateguí.    

No ha sido fácil mantener vivo a nuestro partido, sobre todo tratándose de un partido revolucionario que lucha por transformar esta sociedad y construir un Perú nuevo; ha sido necesario mucho coraje, firmeza y convicción en nuestras ideas, pero sobre todo  una lucha tenaz y perseverante en todos los terrenos frente al enemigo de clase.

Como registra la historia; gran parte de nuestra vida la pasamos en la clandestinidad, por que  así lo impusieron las dictaduras y los gobiernos oligárquicos. Comunistas de varias generaciones fueron perseguidos, encarcelados y torturados, sin embargo nunca claudicaron, ha sido su entrega y su ejemplo de lucha el que nos ha permitido mantener vigente a nuestro partido.  

Por ello al conmemorarse el 81 aniversario de nuestro Partido le rendimos un justo homenaje a los fundadores del partido, a nuestros mártires y luchadores, a los militantes del Partido y la Juventud que luchan a diario por la causa del socialismo, por la patria y la justicia social. 

Camaradas, los comunistas miramos al pasado para nutrirnos del ejemplo de nuestros luchadores, para no incurrir en los errores del pasado y para afirmar nuestra identidad nacional. Sin embargo hoy tenemos que enfrentar nuevos retos y desafíos; para ello necesitamos un partido más grande con capacidad de propuesta y con una profunda vocación unitaria para contribuir a la forja del gran frente que necesitamos para cambiar la actual situación del país. La conmemoración de este 81 aniversario coincide con una coyuntura muy especial, tanto a nivel nacional como internacional, pero más que describir esta situación tratemos de analizar cuáles serán sus consecuencias y qué debemos hacer para contribuir a dar un norte adecuado para un desenlace que favorezca a este  movimiento que lucha por el cambio.

Hay un contexto internacional relativamente favorable al avance de las fuerzas progresistas y de la  izquierda, a pesar de los sucesos en Honduras, cuyo golpe militar contra el presidente Manuel Zelaya rechazamos y exigimos su inmediata restitución. El Neoliberalismo en nuestra patria se ha estancado en el tiempo y no tiene propuestas nuevas que ofrecer. Sus únicas propuestas: Amnistía para el corrupto Fujimori e impedir que las fuerzas del cambio triunfen, están condenados al fracaso.

La derecha peruana esta dividida y carece de credibilidad. Existe un gran desaliento y  apatía en vastos sectores de la población frente a la acción del gobierno ultraliberal de Alan García. Asumimos la lucha electoral como parte de una confrontación programática, ideológica y política, entre quienes quieren mantener el continuismo neoliberal y las fuerzas que propugnamos el cambio. No asumir este reto para triunfar, es dejarnos ganar por el abstencionismo y condenarnos a la marginalidad.

En este contexto, el narcotráfico y remanentes del senderismo afincados en el VRAE, a los cuales condenamos enérgicamente, se han convertido en instrumentos funcionales a la política represiva del gobierno y a la estrategia de militarización que promueve el imperialismo en esta parte del continente. Demandamos un plan integral para enfrentar el abandono y atraso que existe en toda la región andina y ceja de selva del país.

Mientras el gobierno es incapaz de solucionar el problema del narcotráfico y el terrorismo, por otro lado continúa el remate del patrimonio nacional: Puerto de Paita, gas de Camisea, sectores económicos, estratégicos que deben estar al servicio del país.

Hay que derrotar la política represiva del gobierno exigiendo la derogatoria de los decretos que criminalizan la protesta. Tenemos que impedir que la campaña de amedrentamiento debilite el accionar de las masas y se instale el miedo que paralice y desaliente la lucha. Enfrentemos la campaña de descrédito y luchar por el corte de juicio a dirigentes sindicales, sociales, políticos y regionales.

Impulsemos una campaña para la convocatoria a una Asamblea Constituyente por una nueva Constitución que promueva un Estado realmente soberano, un modelo económico con equidad y justicia social y un nuevo régimen político democrático y participativo.

En el Perú, está sucediendo el mismo panorama que hemos descrito. Los planes de estímulo fracasan, la economía corre el riesgo de caer bajo cero y se hace oídos sordos a cualquier otra alternativa como la que levanta la CGTP y otros analistas serios.

 La derecha tiembla y en ese estado de  desesperación, revela con nitidez cuál es su objetivo: mantenerse en el poder defendiendo el continuismo a sangre y fuego, ya lo ha dicho Alan García en forma prepotente “no permitiremos que llegue al poder nadie que ponga en peligro este modelo”.

 Modelo que, según él, seguimos en crecimiento, somos los únicos que crecemos. Es decir, mantener el modelo neoliberal que nos condena a ser una economía primaria exportadora, que no ha sido capaz siquiera de mantener algunos años, la reducción de la pobreza y el desempleo; Modelo que preconiza el saqueo de nuestros recursos naturales, que destruye el medio ambiente y crea conflictos por el autoritarismo y autocracia con que se impone, todo ello en beneficio de las grandes trasnacionales y unos pocos favorecidos por las gollerías y la corrupción.

 Pero si ese es su objetivo, su estrategia central para enfrentar a la oposición social y política, sale a flote aunque quieran ocultarlo: Dividir a la izquierda y como Uds. saben nada desprestigia más a las fuerzas por el cambio, nada nos debilita más a los ojos del pueblo que la desunión.  Eso sabe el gobierno, sabe la derecha y conoce a la perfección la nefasta alianza que sostiene el poder político corrupto.

 Por ello, los diarios de la derecha se alegran levantando la renuncia del Sr. Meckler, elevado ahora en las primeras páginas de los diarios del coro derechista, como “brillante” parlamentario que abandona las filas del nacionalismo y ¿cuál es el pretexto?  Que Ollanta Humala se junta con los comunistas a los cuales nos pintan como radicales comprometidos con el terrorismo. No es casualidad que aparezcan generales, dizque de izquierda, a los cuales se les da cobertura y promoción para el recojo de firmas.

 Por ello, también, causa tanto revuelo el que un Partido hermano como es el Partido Socialista haya sufrido la salida de una treintena de sus militantes, ¿Y cuál es la parte de su renuncia que más se promociona? Otra vez la misma monserga: que los partidos comunistas supuestamente anclados en el pasado, no nos hemos modernizado, y que no debemos ser aliados naturales de los socialistas, así mismo que rechazan a Ollanta por ser “autoritario”. No reparan estos compañeros en que su irresponsable actitud no hace otra cosa que convertirlos en instrumentos de la campaña de la derecha. Nosotros queremos hacer pública nuestra solidaridad con el Partido Socialista, con sus dirigentes y militantes que se mantienen en la lucha por la unidad de la izquierda y el progresismo. De igual manera nuestra solidaridad al Partido Nacionalista que soporta permanente la arremetida mediática.

 Pero esta estrategia tiene otra tenaza, no solo se trata de aislar a la izquierda del pueblo, se trata también de separar al pueblo de la política. Por ello, las principales noticias tienen que ver con el mundo farandulero, crímenes pasionales, parricidios, y por supuesto, no pueden faltar los escándalos de los congresistas que han llegado al paroxismo, que unos comen pollo, que a otra le lavan los pies, que a otro le planchan la ropa, que otra roba luz y así ad infinitum. Pero de otro lado se promocionan éxitos económicos del gobierno que solo sirven a los ricos, a los corruptos allegados al gobierno.

 Al igual que en la época de Mariátegui el pueblo está nauseado de la política criolla solo que ahora nos toca a nosotros la responsabilidad de ennoblecerla  como una actividad a favor del pueblo. Así lo han entendido las vigorosas luchas populares en las que hemos participado, ya sea directamente o aportando nuestra activa solidaridad, en las jornadas de la CGTP y la CPS, en las luchas de los productores agrarios y en las luchas de los pueblos amazónicos, en los que ni la criminalización de la protesta y los juicios contra dirigentes de izquierda han podido menguar nuestra decisión de enfrentar al modelo.

 Nos toca pues un arduo trabajo en la lucha por las ideas, lo que estamos viviendo es una guerra ideológica. Tenemos que aparecer y aparecer ante la opinión pública con la identidad de nuestros partidos, demostrando que en la izquierda es donde radica la fuerza moral, por ello no basta, solo el programa, tenemos que demostrar una ética que contenga en nuestro accionar el tipo de nueva sociedad y del hombre nuevo que queremos construir, solidario y fraterno.

 Pero tenemos que prepararnos para gobernar, hay que derrotar, esta campaña de la derecha, porque somos la alternativa de cambio para el pueblo.

 Persistir en la Unidad, como reclaman los pobres del país, nada pone tan a prueba la perseverancia de los comunistas como lograr transitar el difícil camino de la unidad.

 En este 81 Aniversario de fundación del Partido redoblemos nuestros esfuerzos, fortalecer nuestras convicciones, ganar la confianza de nuestro pueblo, asumir nuestra militancia política de manera honesta y consecuente para llevar a cabo la misión de los comunistas y de los revolucionarios: Liberar el Perú y construir una sociedad justa y soberana, el Socialismo.

¡VIVA EL 81 ANIVERSARIO DEL PCP!

¡VIVA LA UNIDAD DEL PUEBLO PERUANO!

Lima, Octubre 2009

 ROBERTO DE LA CRUZ HUAMAN

Secretario General PCP

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Enlaces

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next