Facebook Twitter Google +1     Admin

I CONFERENCIA INTERNACIONAL DE LA JUVENTUD SINDICALISTA

20091012183427-jusin.jpg

Lima – Perú, 18, 19 y 20 de noviembre 2009

CONVOCATORIA

 

El comité organizador, la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y la Federación Sindical Mundial (FSM) convocan a todas las organizaciones afiliadas y/o fraternas a participar en esta 1ª Conferencia Internacional de la Juventud Sindicalista.

Compañeros y compañeras.

 

PANORAMA ACTUAL EN EL MUNDO DEL TRABAJO

 

La dictadura del sistema capitalista se intensificó aún más desde la década del 70, y mediante los “gurús” del neoliberalismo y sus instrumentos: el Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM), Organización Mundial del Comercio (OMC) y demás organismos multilaterales; en los 80 convencieron, sin mucho esfuerzo, a los gobiernos y partidos políticos neoliberales y social demócratas de los países desarrollados y subdesarrollados, que lo mejor es la no injerencia del Estado en las políticas económicas, la privatización de los sectores estratégicos de las naciones y la necesidad de implementar los ajustes de desregulación y reformas del Estado.

Bajo esos principios se efectuaron privatizaciones fraudulentas que implicaron la apropiación de los recursos y riquezas naturales así como de las empresas estratégicas nacionales para ser entregadas a las corporaciones transnacionales, con la complicidad de los gobiernos neoliberales corruptos, para ello desarrollaron políticas de aniquilamiento contra el movimiento sindical y anulación de los derechos de los trabajadores.

En ese contexto a fines del 2008 explota en el mismo corazón del monstruo imperialista, la crisis financiera que ya se venía arrastrando desde 2007.

Esta crisis que es también económica, política y social; se agrava con la crisis energética, ecológica y moral; con las guerras imperialistas y la corrupción en todas las esferas. Las consecuencias de la misma son todavía impredecibles; pero, tratándose de una crisis global, las secuelas serán muy duras para los trabajadores y los pueblos excluidos por el neoliberalismo. Esta crisis del capitalismo deja al descubierto el fracaso del modelo económico neoliberal y el aumento de la pobreza y el hambre, presentándose un panorama para el futuro del mundo muy sombrío.


En el ámbito laboral, las consecuencias de la crisis global se manifiestan en los despidos masivos que se vienen produciendo, la pérdida brutal del poder adquisitivo de los salarios, así como el colapso de las pensiones de jubilaciones que han pasado a ser administradas por el sector privado.

Paradójicamente, los neoliberales y sus banqueros, que generaron esta crisis, claman ahora por la urgente intervención del Estado en la salvación de sus empresas y los gobiernos de las mayores potencias capitalistas del mundo, con el dinero de sus contribuyentes los apoyan tratando de lavar la cara al sistema.

 

En Estados Unidos, prácticamente el gobierno ha tenido que nacionalizar 9 bancos al adquirir la mayoría de acciones, los denominados “paquetes de rescate” son para salvar a los bancos en bancarrota, lo mismo vienen haciendo otros gobiernos; sin embargo, estos mismos gobiernos no establecen ninguna medida para rescatar o ayudar a los millones de trabajadores que han perdido su empleo y de los que van a perder.

Esta crisis mundial del capitalismo ha puesto en evidencia una vez más, que la “Lucha de Clases” sigue vigente, porque la sociedad sigue dividida en clases; en las últimas décadas se ha tratado de negar esta realidad, esto condujo al desconcierto de grandes sectores del movimiento sindical, pero cada día son más los trabajadores que se convencen que el capitalismo solo trae crisis, hambre, miseria y explotación, por eso orientan su lucha contra este sistema.

 

SITUACIÓN DE LA JUVENTUD TRABAJADORA


El desempleo juvenil es uno de los grandes problemas en el mundo, tanto de hombres como de mujeres. Según informes dados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el número de desempleados en el planeta aumentó durante la década 1995-2005 de 74 millones a 85 millones o sea un ascenso de 14.8 %. Y desde ahí a la fecha, según cifras extraoficiales, ya pasó de 100 millones de jóvenes desempleados. Lo más grave de ello es que para los millones de jóvenes que engrosarán la Población Económicamente Activa (PEA) no se vislumbra perspectivas de generación de empleo si se tiene en cuenta que en la actualidad se vienen produciendo despidos masivos de trabajadores en todos los países.

Respecto al número de jóvenes desempleados en América Latina y el Caribe este aumentó de 7.7 millones a 9 millones 500 mil, durante los mismos años (1995-2005) lo que significó un incremento en la tasa de desempleo de 14.4 a 16.6 %.

En la actualidad esas cifras aumentan aceleradamente. Es así que, mientras 16 millones 700 mil jóvenes, o sea el 35 % de los que todavía tienen empleo, en América Latina y el Caribe, no logran superar el umbral de la pobreza debido a los bajos salarios, 6 millones 300 mil de éstos se encuentran en condiciones de extrema pobreza; además, la OIT afirma en su informe del 2006 que el 25% de la población juvenil del mundo, más de 300 millones de jóvenes, viven por debajo de la línea de pobreza.


CONTRATOS BASURA - LA TERCERIZACION

 

La tercerización es otro de los grandes problemas de la juventud trabajadora. En la actualidad son los “contratos basura” mediante el modelo de subcontratas que alquilan trabajadores a las medianas y grandes empresas con salarios humillantes, sin derechos sociales ni laborales, sin posibilidades de afiliarse ni organizarse sindicalmente y sometidos al martirio psicológico de la espera por un nuevo contrato. La tercerización está siendo institucionalizada por las leyes impuestas por los gobiernos neoliberales, con estas políticas se quiere impedir que los jóvenes participen en sindicatos. Si esto continúa, el futuro del movimiento sindical, principalmente en los países subdesarrollados, está en peligro. Depende de la actitud que asumamos hoy para revertir esta situación.


POR LOS DERECHOS DE LOS JÓVENES INMIGRANTES.


Ésta situación ha obligado a grandes contingentes de jóvenes, hombres y mujeres de América Latina, Asia, África e incluso de los países que integraban el bloque socialista, a emigrar hacia países desarrollados como Estados Unidos de Norteamérica, Japón y la Unión Europea en busca de empleo. Estos jóvenes que solo buscan una oportunidad de vida y desarrollo personal, se encuentran con políticas xenofóbicas y de marginación, que no respetan ni reconocen sus derechos laborales, reciben salarios de hambre y son considerados en la mayoría de casos como “ilegales” ó “indocumentados”. Últimamente los gobiernos de la Unión Europea han intensificado su persecución hacia los inmigrantes al extremo de aprobar leyes de expulsión y encarcelamiento, bajo el pretexto de que quitan el empleo a los europeos.

Pero esto no solo pasa en la Unión Europea, en los últimos años miles de jóvenes mexicanos y latinoamericanos en general han muerto asesinados por los gendarmes estadounidenses en la frontera entre México y EE.UU. y los que lograron ingresar al territorio norteamericano son perseguidos como si fueran delincuentes, apresados y expulsados.

Igual sucede con otros miles de jóvenes, entre ellos muchos menores de edad procedentes de los países de África y de Asia. Ellos han muerto y siguen muriendo casi todos los días ahogados en el océano en su anhelo de alcanzar las costas de España o Italia, los que logran llegar son capturados por la policía y devueltos a sus países de origen. La razón es única: al sistema capitalista sólo le preocupa el libre tránsito de sus mercancías y capitales especulativos dentro del “libre mercado” pero ha prohibido el libre tránsito de los seres humanos.

 

LA FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL Y LA JUVENTUD

 

La Segunda Guerra Mundial quedó marcada en la conciencia de la humanidad como una de las tragedias más dolorosas. Más de 50 millones de personas perdieron la vida, en su mayoría jóvenes que derramaron su preciosa sangre en los campos de batalla, aunque finalmente se derrotara al nazi fascismo.

Al término de la guerra, en 1945, fue creada la Organización de las Naciones Unidas en la Conferencia de San Francisco, donde se adoptó la Carta de las Naciones Unidas que fue recibida con beneplácito por los pueblos del mundo. El objetivo principal de esta carta fue garantizar la paz en el mundo, aunque este documento sea hoy utilizado por el imperialismo en su beneficio.

En un paso importante, el movimiento sindical convocó a todos los sindicatos del mundo a un congreso internacional, el mismo que se realizó en la capital francesa en octubre de 1945.

Al Congreso de París llegaron sindicalistas provenientes de todos los continentes para dar paso a la creación de la Federación Sindical Mundial (FSM), como la única central sindical internacional del planeta.

Esta fue la mayor conquista de los trabajadores al término de la Segunda Guerra Mundial que de alguna manera reflejaba el sentir de su lema: “Proletarios del mundo, uníos”. La FSM es, por tanto, hija de la unidad sindical y la portadora consecuente de las banderas de lucha contra las guerras. Debido al hecho que fueron los trabajadores jóvenes los primeros en ofrendar sus vidas en este conflicto bélico, la FSM priorizó su trabajo en la juventud trabajadora, apoyando su formación política, ideológica y sindical; impulsó toda una generación de dirigentes sindicales en todos los continentes y por consiguiente un movimiento sindical combativo y antiimperialista que logró grandes conquistas desde las décadas de los 50 del siglo XX.


Esta preocupación de la FSM por el fortalecimiento de la consciencia de clase en la clase obrera y en especial de la juventud trabajadora alarmó al gran capital imperialista. Temeroso de su unidad y su fuerza, se planteó como objetivo impedir la unidad de la clase obrera, recurriendo a maniobras sucias e iniciar la Guerra Fría disponiendo presupuestos fabulosos para comprar conciencias y así dividir a la FSM, en 1949. Esto constituyó un duro golpe al movimiento sindical.

La FSM, en las últimas décadas, con la caída del campo socialista y al imponerse la dictadura del neoliberalismo, soportó continuas campañas de satanización financiadas por las fuerzas pro-imperialistas, así la FSM fue golpeada nuevamente, no obstante, respondió reafirmando los principios de unidad y solidaridad de clase y ratificando su lucha contra el gran capital. Hoy la FSM se recupera e intensifica nuevos rumbos a partir del XV Congreso realizado en la Habana-Cuba del 2005.

Es en estas condiciones que se realiza esta Conferencia Internacional de la Juventud Sindicalista. El futuro del movimiento sindical del mundo estará en manos de la juventud trabajadora de hoy.

 
EL FUTURO DEL SINDICALISMO DE CLASE SON LOS JOVENES DE HOY

 
Fraternalmente

MARIO HUAMAN RIVERA, Secretario General CGTP

GEORGE MAVRIKOS, Secretario General FSM

12/10/2009 12:34. perusindical #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Enlaces

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next